mini_dotPlanificación Fiscal Internacional

 

La planificación fiscal internacional, también conocida como estructura fiscal internacional, es uno de los elementos de la tributación internacional que se creó para aplicar las directrices de diversas autoridades fiscales tras la recesión mundial de 2008. Permite minimizar la carga fiscal asociada a las operaciones realizadas desde y hacia otros territorios, a través de los Tratados Fiscales, así como de los acuerdos multilaterales (Directivas de la Unión Europea sobre impuestos directos y Directivas sobre el IVA) destaca y resulta muy útil. La aplicación de estas normas junto con el Derecho interno podría lograr una importante reducción de la carga fiscal que afecta a cada negocio o transacción específica. Entre ellas se encuentran evitar la doble imposición y usar la tributación reducida.

En otras palabras, la planificación fiscal internacional contribuye a los objetivos comerciales de tu empresa. A través de este proceso, los beneficios permanecen dentro de tu compañía, no se transfieren a través de los impuestos. Esto significa un aumento de los flujos de efectivo que puede utilizarse para desarrollar tu negocio y sentar las bases para actividades futuras.

Una buena planificación también puede conducir al desarrollo de una estrategia global que se use para evaluar y aprovechar las oportunidades internacionales a medida que vayan surgiendo.

¿Cuáles son las principales áreas de la planificación fiscal?

Doble Imposición

La doble tributación legal se produce cuando el mismo contribuyente con los mismos ingresos o activos está sujeto simultáneamente a los mismos impuestos o a impuestos comparables en dos o más países. En el caso de la doble imposición económica, se abandona la identidad del contribuyente en favor de una identidad definida económicamente. Este es el caso, por ejemplo, si los beneficios de una filial extranjera están sujetos a impuestos en el extranjero y son simultáneamente sujetos a impuestos en España como una renta de inversión de la empresa matriz.

Reducción de impuestos

La reducción de la tributación se produce cuando el uso de las diferencias internacionales en las cargas fiscales da lugar a una reducción del nivel impositivo en comparación con la carga impositiva en el país de residencia. Esto se consigue aprovechando las diferencias fiscales interestatales, las diferencias en los sistemas fiscales internacionales y la coordinación interestatal incompleta. Así pues, puede producirse una reducción de la fiscalidad dentro de un grupo de empresas si los activos imponibles, por ejemplo en forma de beneficios, se transfieren a filiales extranjeras, están sujetos a una menor imposición allí y están exentos de impuestos nacionales cuando se distribuyen a la sociedad matriz nacional (precios de transferencia).

¿Cuáles son los objetivos a largo plazo?

Además de las áreas principales, la planificación fiscal también tiene una serie de objetivos cualitativos, la mayoría de los cuales son a largo plazo:

  • La buena voluntad fiscal se refiere a la buena reputación de una empresa ante las autoridades fiscales. Puede ser ventajoso en las decisiones discrecionales de las autoridades fiscales.
  • Por adaptabilidad entendemos la flexibilidad fiscal con la que es posible reaccionar a los cambios de las condiciones económicas o fiscales mediante una planificación fiscal adecuada.
  • La búsqueda de seguridad e independencia conduce a una reducción relativamente pequeña de los riesgos fiscales en forma de pagos atrasados de impuestos inesperados y sanciones. Debido a la creciente complejidad de la planificación fiscal internacional, la adaptabilidad, así como la seguridad y la independencia, son de gran prioridad.

Servicios

Con este objetivo, para apoyar y dar el mejor consejo posible a nuestros clientes globalmente activos, ofrecemos los siguientes servicios en varias materias, como:

    • Seguridad jurídica (inter)nacional.
    • La eficacia de las medidas para evitar la doble imposición.
    • Representación de empresas internacionales en relación con el reembolso/exención de las retenciones fiscales retenidas en España.
    • Aspectos del IVA y de la legislación aduanera en el comercio internacional de bienes. 
    • Cesiones internacionales a (o desde) España.
    • Conceptos de financiación.
    • Estudio de la apertura de nuevos mercados e internacionalización de empresas: análisis de la opción fiscal y jurídica más beneficiosa en cuanto a las características de la inversión.
    • Establecimiento permanente a efectos de IVA e IRPF y solicitud de Número de Identificación de Extranjero (NIE)
    • Creación de filiales para no residentes en España o filiales de empresas españolas en el extranjero.
    • Seguimiento y asesoramiento fiscal de las filiales extranjeras de empresas españolas.
    • Seguimiento y asesoramiento fiscal de filiales en España de empresas no españolas.
    • Obligaciones de información y presentación de bienes situados en el extranjero (720, D6, ETE, etc )
    • Devolución del Impuesto de la Renta de los españoles No Residentes
    • La presentación de informes y el asesoramiento especial sobre las normas de la FATCA y los nuevos métodos de intercambio de información entre los estados

Las posibilidades de optimizar la planificación fiscal internacional son numerosas e individuales y varían de un caso a otro. Nuestro equipo de expertos en planificación fiscal internacional asiste a las empresas españolas en sus transacciones comerciales en el extranjero, así como a las empresas extranjeras en sus proyectos en España.

 

Servicios Relacionados:

Asesoramiento Fiscal Internacional

Asesoramiento Fiscal Nacional

Tributacion No Residentes