Modelo 369

«Empresa», «pago de impuestos intracomunitarios» y «ventanilla única». Estos son los tres conceptos que están unidos al modelo 369, un documento indispensable para reflejar las ventas a distancia a particulares dentro de la UE  y el IVA que estas han generado a tu compañía, para abonar las cantidades correspondientes a la Hacienda Pública.

Desde el pasado 1 de julio de 2021, las empresas y profesionales que cuentan con un e-commerce deben asumir que este documento es esencial en su actividad diaria. Por eso, es importante comprender qué es y para qué sirve el modelo 369.

Qué es y para qué sirve el modelo 369

El modelo 369 es un formulario imprescindible para presentar el nuevo tributo de servicios digitales que se ofrezcan  profesionales o empresas españolas a ciudadanos de otros países  de la Unión Europea.

De este modo, las arcas del Estado plantean recoger de manera diligente todo el IVA generado por los diferentes proyectos laborales en un único paso y con la comodidad de hacerlo a través de una ventanilla digital.

El Modelo  369 de la AEAT es necesario tanto para aquellos que utilizan sus comercios online para vender productos como para quienes ofrecen cualquier tipo de servicio digital a particulares.

Para la declaración de este documento de liquidación de impuestos, es necesario que el empresario o la compañía estén dados de alta en la ventanilla única. Esto se puede hacer de manera muy sencilla completando y presentando el modelo 035.

Existe obligación de aplicar el IVA del país de destino de la factura por ventas a distancia cuando se den las siguientes condiciones:

  • Vender productos o servicios a cualquier estado miembro de la Unión Europea a través de un canal digital como puede ser una tienda web, redes sociales, etc.
  • Que el volumen de ventas a distancia dentro de la UE a consumidores finales (es decir, que sean B2C)  supere una facturación por encima de los 10.000 euros durante el año anterior o a lo largo de un año A efectos de computar dicho umbral también hay que tener en cuenta las prestaciones de servicios electrónicos como por ejemplo servicios de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión.

Esto se hace para evitar que el contribuyente tenga que darse de alta en la Administración tributaria de cada uno de estos países a los que vende, como pasaba anteriormente..

En aquellos casos en que no se supere el umbral de los 10.000 Euros indicado, el empresario podrá optar por repercutir el IVA del país de destino igualmente.

El objetivo de este impuesto es que los e-commerce puedan poner el IVA del país de su cliente, liquidar esos impuestos correctamente y que Hacienda se encargue de cuadrar esa recaudación con los países con los que el empresario español ha mantenido una relación profesional.

¿Quién y cuándo debe presentar el modelo 369?

Teniendo presentes los mínimos anteriores que, desde el punto de vista de la actividad empresarial y económica, marcan cuándo hay que pensar en este modelo 369 de manera obligatoria, es importante ahora establecer qué empresas o autónomos deben, según la nueva normativa del IVA, declarar a través de este formulario.

  • Régimen exterior de la Unión: los profesionales que no tienen su sede en la UE, pey que presten servicios a personas que no tengan la condición de empresario o profesional y que sí estén establecidas en la UE.
  • Régimen interior de la Unión: los profesionales o sociedades que realicen las operaciones objeto del régimen, pudiendo estar o no establecidos en la UE. Dependiendo de este último factor deberán declarar unas operaciones u otras. 
  • Régimen de importación: aquellos profesionales, establecidos o no en la UE, que realicen ventas a distancia de bienes importados de países terceros en envíos de valor inferior a 150 euros,  así como todos los intermediarios que actúen por su cuenta.

¿Cada cuánto tiempo han de hacer uso del modelo 369 de la AEAT para la presentación del IVA?

En el primer y en el segundo de estos supuestos, la liquidación será cuatro veces al año, coincidiendo con la finalización de cada trimestre natural y con las liquidaciones de IVA habituales.

Solo en el tercer caso, cuando se habla del régimen de importación, la nueva normativa exige que la presentación del modelo 369 se realice de manera puntual una vez al mes.

¿Necesita Ayuda?

El plazo de presentación es el mes natural siguiente al de la fecha límite de cada plazo. Por ejemplo, si el plazo es trimestral, las empresas o profesionales deberán presentar el 369 del primer trimestre del año en la ventanilla única durante todo el mes de abril.

Trámites de presentación

Conviene conocer el protocolo de presentación de esta autoliquidación de IVA. Por supuesto, lo primero es estar dado de alta en la ventanilla única digital y rellenar correctamente el modelo 369 conforme a los datos de actividad de la empresa. Después, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Realizar el ingreso en una cuenta oficial de la AEAT.
  • Presentar de manera digital la autoliquidación con el certificado electrónico.

Ante cualquier necesidad de modificación, el empresario deberá reflejarlo en las siguientes presentaciones del modelo, siempre y cuando no hayan pasado más de tres años de la liquidación donde se reflejó el error que se desea subsanar.

No hacer las presentaciones del modelo 369 en su momento, incurrir de manera habitual en errores o no actuar con la diligencia debida puede traducirse en imposición de sanciones, recargos o intereses que mermarán de una manera clara y directa la economía de la empresa que ha cometido la mala praxis en la liquidación de su impuesto.

Además, hay que tener en cuenta que en dicho Modelo 369 no se permite solicitar la devolución del IVA soportado en países comunitarios, debiendo realizar dicho trámite, si corresponde, mediante el Modelo 360.

Conclusión

Estos son los puntos clave sobre todo lo relativo al modelo 369, un documento esencial para aquellas empresas que radican en España y que utilizan las diferentes herramientas online para ampliar las ventas de sus negocios.

Conocer cómo hay que integrar el pago del impuesto del IVA es la mejor forma de mantener correctamente todas las liquidaciones relacionadas con la actividad de la empresa para evitar sanciones, inspecciones y cualquier otro tipo de revisión por parte de Hacienda y de las tesorerías de otros países de la Unión Europea.

Si tiene alguna pregunta sobre este tema, póngase en contacto con nuestros asesores fiscales en Barcelona.

Do you need a tax advisor?

I have read and accept the Data Protection Policy.