mini_dotDeclaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero: Modelo 720

 La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, introdujo una nueva obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero, incorporando para ello en la Ley General Tributaria la disposición adicional decimoctava.

  1. Bienes cuya titularidad debe informarse
  • Obligación de informar acerca de cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero,
  • Obligación de información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero,
  • Obligación de información sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero,
  1. Plazo y forma de presentación:
    Se realizará entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a suministrar. Por lo tanto, la información correspondiente al año 2015 debe presentarse como máximo el 31 de marzo de 2016.

La presentación debe realizarse forzosamente por medios telemáticos (a través de certificado digital).

  1. Sujetos obligados:
    Deberán presentar esta declaración todas aquellas personas, físicas y jurídicas, residentes en territorio español, los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes y las entidades a las que se refiere el artículo 35.4 de la Ley General Tributaria, que sean titulares, tengan poder de disposición o sean autorizados de alguno de los bienes citados con anterioridad. 

Como excepciones a la regla general cabe destacar, entre otras:

  • En relación con la obligación de informar de cuentas en entidades financieras, no existirá obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando los saldos a 31 de diciembre y los saldos medios del último trimestre de éstas, no superen, conjuntamente, los 000 Euros. Además, la presentación de la declaración en años sucesivos sólo será obligatoria cuando se produzca un incremento superior a 20.000 Euros respecto de las cuantías que determinaron la presentación de la última declaración. Es importante destacar que los 50.000 Euros son por total cuenta, no por titular.
  • El mismo límite, así como la obligación de presentar la declaración en años sucesivos, comentado en el párrafo anterior, aplica para el conjunto de bienes de esta categoría: valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.
  • El mismo límite, así como la obligación de presentar la declaración en años sucesivos, procede para el conjunto de bienes de la siguiente categoría: bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles.
  • Aquellos bienes de los que sean titulares personas jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, así como establecimientos permanentes en España de no residentes, registrados en su contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados.
  • Aquellos bienes de los que sean titulares personas físicas residentes en territorio español que desarrollen una actividad económica y lleven su contabilidad de acuerdo con lo dispuesto en el Código de Comercio, registrados en su contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados. Esta excepción, no aplica para los valores, derechos, seguros y rentas.
  1. Incumplimiento de la obligación de informar, régimen sancionador:
    Comisión de infracción tributaria muy grave: En el caso de incumplimiento de la obligación de declaración, se prevé un régimen sancionador que establece una multa de 5.000 Euros por cada dato o conjunto de datos, referido a cada cuenta o elemento patrimonial, omitido o aportado de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 Euros. Esta sanción se reduce a 100 euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 Euros, en el caso de presentación fuera de plazo sin requerimiento previo, o en el caso de que se hubiera presentado por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos, cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

Adicionalmente, el incumplimiento de la obligación de información tiene consecuencias en el IRPF en el IS, que a grandes rasgos, podría suponer una mayor cuota a ingresar en el IRPF o en el IS como consecuencia de considerar los bienes no declarados como ganancia patrimonial o renta no declarada, con la correspondiente sanción consistente en una multa proporcional del 150% del importe de la cuantía de la cuota íntegra resultante de la imputación en el IRPF o en el IS.

Las rentas descubiertas y no declaradas se imputarán al último período impositivo de entre los no prescritos, y como novedad de especial relevancia destacar que estas rentas no declaradas “no prescribirán”, es decir, serán siempre imputables al último ejercicio no prescrito (con independencia que pueda acreditarse su origen en un período ya prescrito).

Para el supuesto de bienes adquiridos mediante rentas declaradas o bien generadas cuando no se tenía la consideración de contribuyente por el IRPF no se aplicará el tratamiento de ganancia no declarada ni la sanción correspondiente.

Form 720
Declaración Informativa Sobre Bienes y Derechos Situados en el Extranjero: Modelo 720

Descargar PDF