.
0

Cómo obtener el Certificado de Retenciones de IRPF para la Renta

¿Has oído a hablar sobre la obligatoriedad de presentar el certificado de retenciones en la declaración de la renta? En este artículo te vamos a explicar qué es este documento, quién lo debe entregar y, sobre todo, cómo obtenerlo. Tanto si prestas servicios como si los contratas, te interesa.

¿Qué es el certificado de Retenciones de IRPF?

El certificado de Retenciones de IRPF es un documento que acredita la cantidad de dinero que ya hemos adelantado a Hacienda mediante las retenciones del IRPF que se han pagado con facturas a clientes o a través de las nóminas de los trabajadores. Dicho de otra forma, se trata del justificante que asegura que la empresa o el trabajador autónomo han cumplido con sus obligaciones y han ingresado el impuesto correspondiente por sus servicios.

En caso de que algún cliente deba algún pago, no figurará en el certificado de Retenciones, ya que solo constan los importes abonados.

La información del certificado deberá coincidir con aquella que tiene la Agencia Tributaria y que se puede obtener mediante el borrador de la declaración de la Renta. Esto facilitará que no haya descuadres, algo que provocaría una posible inspección de Hacienda.

¿Quién debe entregar el certificado de Retenciones?

Según el artículo 108.3 del reglamento del IRPF, las empresas, autoridades públicas o profesionales a los que se hayan prestado servicios y hayan hecho ingresos en tu nombre deben entregarte el certificado de Retenciones del IRPF para que puedas incorporarlo en la declaración de la renta.

Conforme al artículo 206 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, si no se entrega el certificado de Retenciones al contribuyente, se estará cometiendo una infracción tributaria leve que tiene una sanción de 150 euros.

¿Qué datos recoge el certificado de Retenciones del IRPF?

El contenido del certificado de Retenciones debe ser el siguiente:

  • Importe íntegro de las rentas de trabajo.
  • Retenciones efectuadas sobre esas prestaciones.
  • Importe de la retención judicial por alimentos.
  • Importe de las reducciones por rentas irregulares.
  • Importe de los gastos fiscalmente deducibles.
  • Atrasos correspondientes a ejercicios anteriores, con indicación del ejercicio de devengo, retenciones, importe de gastos e importe íntegro.
  • Cantidades devueltas por los beneficiarios a la Seguridad Social, indicando el ejercicio de la percepción, el importe indebidamente percibido y el importe reintegrado.
  • Rentas exentas de IRPF con indicación de la prestación y el importe abonado.

Cómo solicitar el certificado de retenciones: ¿A la empresa o a Hacienda?

A la hora de hacer la declaración de la renta necesitarás recopilar los certificados de todos los clientes con los que has trabajado. Puedes pedírselos a ellos mismos o a la Agencia Tributaria.

Tal y como te hemos explicado antes, las empresas están obligadas a entregar el certificado de retenciones. Sin embargo, pueden existir imprevistos como que la empresa deje de existir, no dé señales o no tengáis buenas relaciones. En esos casos, puedes conseguir el certificado mediante la web de Hacienda. Deberás acceder con un certificado electrónico, un DNI electrónico o una Cl@ve PIN y seguir estas instrucciones.

Si no tienes tiempo para ocuparte de los certificados de Retención del IRPF o necesitas ayuda para entregarlos junto a tu declaración de la renta, te recomendamos que contactes con GM Tax. Nos ocupamos de cada caso con rapidez, profesionalidad y proximidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*