.
0

Phantom Shares: El incentivo ideal para empleados de start up

Muchas” start up” se encuentran con la necesidad de captar talento, motivarlo y retenerlo, sobre todo cuando todavía no cuentan con muchos recursos económicos. Actualmente existen varios mecanismos para conseguir ese incentivo, como entregar acciones a los empleados o pagar una retribución en especie.

Hoy te vamos a presentar otra forma de atraer el talento y evitar que se vaya a otra compañía: las Phantom Shares. Si no las conocías, seguro que empezarás a tenerlas en consideración.

¿Qué es una Phantom Share?

Las acciones fantasma o Phantom Shares son un sistema de incentivos basado en la revalorización de unas teóricas acciones de la empresa en las que se divide el capital social. Su valor es equivalente al de las verdaderas acciones y suele pactarse que, llegada una fecha determinada, el empleado recibirá el importe teórico de la revalorización de esas acciones. Es decir, el bonus se calcula según la diferencia entre el valor de las acciones de la compañía en el momento en que en teoría fueron entregadas (o un valor pactado) y el valor de esas acciones en el momento de cobrar el Phantom Share.

No se suelen ofrecer a todos los empleados de la empresa, sino más bien a los directivos y aquellos trabajadores que se consideren clave.

Cabe remarcar que no se trata de acciones o participaciones en sí. Por eso se les llama fantasma (phantom).

Ventajas de las Phantom Shares para pymes y empleados

Por un lado, las Phantom Shares son muy atractivas para empresas que tengan previsto crecer en los próximos años y que todavía no cuenten con muchos recursos, como es el caso de la mayoría de” start up”. Para la pyme no resulta un coste hasta el momento del pago de las acciones fantasma, mientras que los empleados fidelizan con los intereses económicos de la compañía y se esfuerzan para que aumente su valor y, así, cobrar un mayor importe.

Por otro lado, las Phantom Shares no convierten al beneficiario en socio pero sí que le otorgan la principal ventaja de las acciones comunes: los derechos económicos. Eso significa que no están reguladas como ganancias patrimoniales, como sí que lo están las acciones.

¿Cómo tributan las Phantom Shares?

Las Phantom Shares no están sujetas a tributación en el momento de la concesión, ya que en ese momento son solo expectativas de cobro. Cuando el beneficiario reciba el importe correspondiente, sí que se deberá tributar como rendimiento del trabajo en el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), mientras que la sociedad deberá realizar las retenciones correspondientes en el salario del empleado.

Esta fórmula de retribución no tiene una figura específica en la regulación legal española, lo que supone mucha flexibilidad a la hora de generar normas y contratos. Si formas parte de una pyme y te gustaría conocer más sobre cómo llevar a cabo un incentivo mediante Phantom Shares dentro del marco legal, contacta con GM Tax. También te asesoramos sobre si resulta una opción viable para tu tipo de negocio. ¡Explícanos tu caso!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*