.
0

Solicitud de la residencia española

La Residencia española sólo es posible si se cumplen varios requisitos (pensionistas, estudiantes, titulares de contratos de trabajo, trabajadores por cuenta propia, familiares de residentes…), y a menudo se confunde con el número N.I.E. español. Hay que tener en cuenta el derecho fiscal y los aspectos administrativos.

La inscripción en el Registro Central de Extranjeros puede solicitarse en cualquier momento personalmente en la Policía Nacional de su lugar de residencia. Tras el pago de la tasa de 10,60 euros y la presentación del formulario de solicitud y la documentación, el certificado de inscripción se expedirá directamente en el lugar de residencia si se cumplen los requisitos. Cabe señalar que este certificado no es la “Tarjeta de residencia”, ya que esta última sólo se expide a los extranjeros no europeos.

Para inscribirse en la policía como “residente” debe cumplirse uno de los siguientes requisitos. Puede registrarse como “residente” en España y, por tanto, vivir en España durante más de 3 meses si uno de estos casos se aplica a su situación:

1. Es usted estudiante

Si estudia en España y tiene un seguro médico suficiente, estudia en un centro educativo financiado o reconocido por el Ministerio de Educación español y tiene suficientes recursos económicos, puede inscribirse como residente.

2. Es un trabajador por cuenta propia en España (Autónomo)

Si es un trabajador por cuenta propia en España, también puede obtener la residencia presentando el formulario de inscripción en la Seguridad Social española e inscribiéndose en el Registro de Actividades Económicas. Es importante que ya necesite el N.I.E. para inscribirse en la oficina de impuestos y seguridad social y que lo solicite con antelación.

La posibilidad de obtener la residencia es especialmente interesante en este momento, ya que el importe de la cotización a la seguridad social española para los nuevos autónomos es muy reducido. Por lo tanto, es muy posible que el primer año sólo se paguen 50 euros de cotizaciones mensuales, con lo que se cubre tanto la totalidad del seguro de enfermedad de su familia como el pago en el fondo de pensiones.

3. Está empleado en España

Si tiene un contrato de trabajo válido, puede registrarse como “residente” sin más. Basta con presentar el contrato de trabajo o un certificado de alta en la Seguridad Social.

Este punto también se aplica a los pensionistas asegurados a través del seguro médico del otro país europeo que deseen trasladar su residencia a España. En este caso, basta con presentar el formulario europeo S1, que puede ser expedido por cualquier compañía de seguros de salud europea.

4. Tiene suficientes recursos financieros

Si su caso no se menciona en ninguno de los párrafos anteriores, podrá obtener la residencia si demuestra que tiene un seguro médico (privado o estatal) y recursos económicos suficientes para usted y su familia. Por ejemplo, la propiedad de bienes inmuebles, rentas de alquileres y arrendamientos, cuentas de ahorro, tarjetas de crédito, etc. pueden ser citados como prueba de fondos suficientes.

5. Es un familiar de un residente

Los miembros de la familia de los residentes también pueden, en principio, registrarse como residentes si pueden demostrar la relación familiar, así como la dependencia económica. En cuanto a la cobertura del seguro de salud, también están asegurados en España a través del “Residente” como “beneficiario”. Si un miembro de la familia cotiza al sistema de seguridad social español por medio de un empleo por cuenta propia o dependiente en España, toda la familia está generalmente cubierta por el seguro de enfermedad.

Desde el momento en que se registre como residente, se le considerará como residente en España a efectos administrativos y fiscales y deberá cumplir todas las obligaciones legales de las personas residentes en España (declaraciones de impuestos, Modelo 720, etc.). Hay que tener en cuenta que, incluso sin la “Residencia”, en algunos casos ya se le considera como residente en España y tiene que tributar por su renta global en España.