.
0

Crear una franquicia en España

La franquicia se ha convertido en una opción popular de negocio para los emprendedores que no quieren poner en práctica sus propias ideas, pero que quieren seguir siendo independientes.

¿Qué es una franquicia?

Crear una empresa mediante una franquicia, es abrir una sucursal de una marca o “cadena” ya establecida.

Uno de los sistemas de franquicia más conocidos es McDonald’s: los franquiciados interesados, en lugar de abrir su propio restaurante, pueden abrir uno de McDonald’s beneficiándose de la experiencia, los productos, el impacto de marca y el apoyo directo del franquiciador, quien tiene un gran interés en que el negocio sea un éxito.

A cambio, se acepta una cierta libertad empresarial, que no es total porque hay que cumplir las directrices del franquiciador.

Como la inversión de capital inicial al principio puede ser pequeña, el franquiciado no lo hace todo solo, porque en comparación con el desarrollo y la realización que supondría su propia idea de negocio, la franquicia es relativamente poco arriesgada.

¿Cómo funciona exactamente?

La franquicia es un sistema de distribución basado en la asociación.

Significa que la idea de negocio de un franquiciador ya puesta en práctica varias veces, es asumida por el franquiciado y puesta en práctica como una sucursal en una nueva ubicación.

Además de la idea, la franquicia también permite beneficiarse del concepto de marketing, el diseño corporativo, los derechos de uso y los proveedores, ahorrando el tiempo que esto supone al principio en toda fundación clásica de un negocio.

También, se recibe del franquiciador una serie de servicios de apoyo y beneficios, ya que éste se encargará además de acompañar en la gestión de la calidad, en la optimización y estandarización constante del proceso empresarial. La formación y el perfeccionamiento también están incluidos en el paquete en los buenos sistemas de franquicia.

El fundador de una franquicia, dispone de una ayuda ideal para la puesta en marcha, ya que, además de estos puntos, fácilmente asequibles, se ofrecen regularmente oportunidades de formación y de creación de redes.

Esto significa que no sólo se beneficia de los conocimientos técnicos de su franquiciador, sino también del intercambio regular con otros franquiciados.

A cambio, el franquiciado, tiene que pagar un canon de entrada y, por lo general, unos derechos basados en las ventas al franquiciador e implica una obligación de informar al sistema.

La fundación de una franquicia también proporciona la llamada protección territorial.

Esto garantiza al franquiciado, que sólo su propia sucursal se encuentra en un radio determinado, lo que proporciona una protección interna. De todos modos, debería comprobar la posible ubicación en cuanto a la competencia externa antes de establecer su franquicia en un lugar determinado.

Los números de las franquicias en España

El sistema de franquicias español está formado por 1.376 enseñas, un 2% más que en 2017, de las cuales 1.130 son de origen español (82,1%). Las 246 restantes (17,9%) proceden de 26 países, principalmente Francia (57 marcas), Italia (44), Estados Unidos (43), Alemania (15) y Reino Unido (15).

Existen un total de 28 redes más que en diciembre de 2017, 14 españolas y 14 extranjeras, lo que indica claramente más implantaciones de otros países en el último año.

De estas 1.376 franquicias, el sector con mayor número de enseñas es la “moda” con un total de 247 redes, 9 más que el año pasado integradas en ocho subsectores, seguido de “hostelería” con 196 redes, 2 menos que en 2017 y “belleza/estética” con 111 redes, 6 más que en el informe del año pasado.

Franchises in spain

En cuanto a los ingresos totales generados por el sistema de franquicias en su conjunto a finales de 2018, la cifra fue de 27.707,2 millones de euros frente a los 27.592 millones de 2017, lo que supone un aumento del 0,4%.

Todas las normas de la franquicia están reguladas por el Código Civil y Comercial Español, siendo un hecho imprescindible que el franquiciador inscriba la franquicia en el registro de franquiciadores tres meses antes de la apertura.

Actualmente en España existen tanto oportunidades de alta inversión para negocios como franquicias baratas, que deberían ser revisadas de todos modos antes de elegir una.

¿Cómo abrir una franquicia?

10 pasos a seguir si quieres convertirte en franquiciado

1. ¿Cuál es la mejor franquicia para ti?

Con alrededor de 1.000 sistemas de franquicia existentes, el primer paso es seleccionar el sistema que te conviene.

Seguramente habrás considerado de antemano qué sector o sectores te interesan especialmente y qué volumen de financiación puedes manejar, lo que reducirá rápidamente el número inicialmente elevado de opciones a elegir.

Además, es vital desde el principio buscar proveedores de franquicias de alta calidad y buena reputación.

2. Examinar los datos

Una vez decidido cuáles son tus favoritos para la franquicia, es el momento de los detalles.

Como no se pueden juzgar los datos y hechos de una empresa exclusivamente desde fuera, los sistemas de franquicia están sujetos al llamado deber precontractual, la información que debe presentarse y que incluye:

  • ¿A cuánto ascienden las inversiones necesarias?
  • ¿Qué hace la central de la franquicia por los socios?
  • ¿Cómo se han desarrollado los actuales socios de la franquicia?
  • ¿Cuál es el volumen de negocio medio anual?

3. Redactar un business plan 

Aunque una franquicia funcione con éxito en otros lugares, esto no es garantía de su éxito, en cambio una buena planificación sí sienta las bases de un éxito futuro.

Un plan propio de negocio ayudará a validar la información del sistema de franquicia y a trasladarla a la nueva ubicación.También es aconsejable realizar tu propio estudio de mercado a pequeña escala in situ, entrevistando a los potenciales clientes objetivo.

4. Asegurar la financiación

El capital social es esencial para el inicio de una franquicia.

A menudo se necesita también un préstamo para asumir las inversiones al principio, por lo que sobre la base del plan de negocio, se trata después de convencer a un banco para que financie el proyecto.

5. Cerrar el contrato de franquicia

El contrato de franquicia es el documento central que regula todos los derechos y obligaciones entre franquiciado y franquiciador.

El consejo más importante de antemano es comprobar siempre el contrato con un abogado especializado en franquicias, asegurando que no falten los puntos importantes en el contrato, que debería especificar:

  • Presentación del sistema, incluidos los productos y servicios.
  • Referencia al manual del sistema.
  • Normas relativas a los derechos de marca.
  • Normativa tanto de los cánones de entrada como de franquicia en curso que deben pagarse.
  • Duración del contrato y las normas sobre su finalización.

6. Construir y profundizar los conocimientos técnicos

Los sistemas de franquicia, ofrecen un amplio apoyo previo para asegurar el éxito a sus nuevos socios.

Por un lado, se trata de conocer mejor el sistema de franquicia correspondiente y por otro ofrecer también una amplia asistencia para la preparación del plan de negocio y la financiación a través de la franquicia.

7. Encontrar y “preparar” el lugar

El éxito económico de la franquicia suele depender de una ubicación adecuada, sobre todo si se trata de un restaurante o una tienda minorista, es por eso que en cuanto a la ubicación o incluso el tamaño necesario, suele haber especificaciones concretas del sistema.

Además, como los franquiciadores han desarrollado criterios detallados basados en sus numerosas ubicaciones a lo largo del tiempo, son muy útiles en la elección de la ubicación. así que asegúrate de aprovechar ese apoyo.

8. Contratar empleados

En un sistema de franquicia, por lo general no se empieza en solitario.

Ya sea en el sector asistencial, en la gastronomía o en una tienda de delicatessen, se contratará empleados desde el principio así que hay poner gran énfasis en la selección de los empleados adecuados.

Dejando que el sistema te apoye e intercambiar ideas con otros socios de la franquicia sirve para saber qué cualidades deben aportar los empleados y cómo se debería proceder idealmente a la hora de reclutar para el buen funcionamiento de la franquicia.

Antes de decidirse por una franquicia, la selección de un franquiciador adecuado debe pensarse detenidamente, ya que franquiciado y franquiciador deberán colaborar estrechamente.

Además, antes de firmar el contrato hay que solicitar el asesoramiento de un abogado; si necesita asesoramiento sobre este tema, póngase en contacto con nuestros asesores fiscales por correo electrónico o por teléfono.