.
0

Tipos de riesgos financieros

in legal

El riesgo es la probabilidad de un evento adverso y sus consecuencias. El riesgo financiero se refiere a la probabilidad de que ocurra un acontecimiento que tenga consecuencias financieras adversas para una organización.

Este concepto debe entenderse en un sentido amplio, incluida la posibilidad de que los resultados financieros sean mayores o menores de lo previsto. De hecho, teniendo en cuenta que las apuestas financieras de los inversores en el mercado pueden ir en cualquier dirección, en función de nuestra estrategia de inversión podemos obtener tanto ganancias como pérdidas.

1. Riesgo de mercado 

El riesgo de mercado, también llamado riesgo de variación del precio de mercado o riesgo de precio de mercado, es el riesgo de pérdidas financieras que surgen debido a la variación de los precios de mercado de ciertos valores como los tipos de interés, los precios de las acciones, los bienes básicos o los tipos de cambio, etc. El riesgo de mercado se denomina riesgo sistemático. El riesgo de mercado también desempeña un papel fundamental en el comercio de derivados financieros.

El riesgo de mercado depende del tipo de valor negociado y de los límites geográficos del comercio y se diferencia según sus parámetros:

Riesgos de tasa de interés.

Si los tipos de interés suben o bajan repentinamente, la volatilidad del mercado también puede aumentar. Los cambios en los tipos de interés afectan a los precios de los activos, ya que el nivel de gasto e inversión en una economía aumenta o disminuye, dependiendo de la dirección del cambio de los tipos de interés. A medida que los tipos de interés aumentan, los consumidores suelen gastar menos y ahorrar más. Si el tipo de interés baja, tienden a gastar más y a ahorrar menos. El riesgo de los tipos de interés puede afectar a cualquier mercado, incluidos el de acciones, el de productos básicos y el de bonos.

Riesgo de tipo de cambio de divisa.

El riesgo cambiario, también conocido como riesgo de cambio, está vinculado a la fluctuación de los precios de las divisas. Cuando los precios de las divisas cambian, se hace más barato o más caro comprarlas dependiendo de la dirección del cambio. El riesgo cambiario aumenta cuando el comerciante está activo en los mercados internacionales de divisas. Sin embargo, el comerciante también puede verse afectado indirectamente por la posesión de acciones de una empresa que comercia en gran medida en el extranjero, o por el comercio de productos básicos en moneda extranjera. Además, un país con un nivel de deuda más alto tiene un mayor riesgo cambiario.

Riesgos de precio.

Los productos básicos, como el petróleo, el oro y el maíz, pueden estar sujetos a cambios repentinos de precios si se produce algún tipo de cambio político, legislativo o estacional. Este riesgo se denomina riesgo de precio de los productos básicos. Los cambios de precios de los productos básicos pueden afectar a los comerciantes, los inversores, los consumidores y los productores.

Sin embargo, el riesgo del precio de los productos básicos va más allá del riesgo de los cambios de precio de los propios productos básicos. Estos son la piedra angular de la mayoría de los productos básicos. Por lo tanto, los cambios de precio de las materias primas pueden tener consecuencias de gran alcance para las empresas y los consumidores. Los cambios de precios ejercen una presión sobre toda la cadena de suministro, lo que, en definitiva, repercute en los resultados de la economía.

Riesgos de capital.

Los precios de las acciones pueden ser muy inestables, incluso más que las otras clases de activos. El precio de un título puede cambiar muy rápidamente y a menudo el valor cae. Este proceso se conoce como riesgo del precio de las acciones. Si bien hay varios factores que afectan a los precios de las acciones, sólo hay dos tipos de riesgo de la cotización de las acciones: el sistemático y el no sistemático. El primer riesgo se relaciona con la industria en general, mientras que el riesgo no sistemático se refiere a una empresa en particular.

2. Riesgo de crédito 

Existe la posibilidad de que una parte de un contrato financiero no haya cumplido con sus obligaciones. Ese desajuste entre los flujos de tesorería puede tener varias causas, por lo que se pueden diferenciar los siguientes riesgos, en concreto:

Riesgo de información

Incluye el riesgo de que el deudor proporcione información falsa y que el acreedor, por lo tanto, tome una decisión equivocada con respecto a la reclamación.

Riesgo de incumplimiento 

Expresa el riesgo de que el deudor no pueda cumplir sus obligaciones de pago o no pueda cumplirlas en su totalidad debido al deterioro de la situación económica.

Riesgo del plazo 

Esto se refiere al riesgo de que los pagos del deudor se reciban con retraso.

Riesgo de garantía

Comprende el riesgo de que la garantía acordada sólo se pueda realizar a un valor inferior al previsto.

3. Riesgo de liquidez o financiación

El riesgo de liquidez de la inversión determina la capacidad de un inversor de vender sus valores en cualquier momento a un precio de mercado. Esta situación se produce siempre que se quiere vender los activos, sin un contrato de venta de este tipo, teniendo en cuenta el volumen de facturación habitual del mercado, lo que provoca notables fluctuaciones de precios.


Si se quieren realizar compraventas de valores de forma rápida y sencilla, se debe observar atentamente la profundidad y la amplitud del mercado, porque estos dos factores desempeñan un papel importante: si se ofrece un gran número de órdenes de venta abiertas a los precios actuales del mercado, el mercado tiene profundidad. Esto también se aplica a la inversa si muchas órdenes de compra abiertas se ofrecen a precios inferiores al nivel de precios actual.


También se habla de mercado amplio cuando no sólo hay un gran número de títulos disponibles en el mercado, sino también cuando el mercado suele tener un volumen de operaciones muy elevado.


El riesgo de liquidez suele depender también de la demanda o la oferta. Si el mercado es estrecho o no tiene liquidez, se hace más difícil comprar o vender valores. A menudo no hay volumen de negocios en la bolsa de valores. No obstante, se hacen cotizaciones. Para este tipo de valores a un determinado precio, sólo hay o bien oferta o bien demanda. La oferta se conoce como el precio de venta, la demanda como el precio de compra. En estas condiciones, se debe esperar que el pedido de compra o venta no sea posible de inmediato, sólo en malas condiciones o sólo en partes. Además, esta falta de liquidez debido a la oferta o la demanda hace que las transacciones sean más costosas.

4. Riesgo operacional

El riesgo operacional es el riesgo de sufrir pérdidas elevadas e inesperadas debido a deficiencias en los sistemas de información o en los controles internos. Los riesgos operacionales incluyen los errores humanos, las interrupciones de los sistemas informáticos y las deficiencias en la estructura y los procesos de la organización. Los riesgos operacionales son difíciles de cuantificar y, por lo tanto, suelen quedar registrados en las evaluaciones de la gestión y el control interno. La creciente importancia del control se debe en particular a la automatización progresiva de las operaciones bancarias operacionales, que conllevan la acumulación de riesgos operacionales debido a las altas velocidades de procesamiento y los grandes volúmenes de transacciones.

5. Riesgo país

El término “riesgo de país y de transferencia” se utiliza cuando un deudor del extranjero no puede efectuar su reembolso y el pago de los intereses a tiempo o directamente no puede hacerlo. Esta situación puede surgir en caso de falta de capacidad o voluntad de transferencia por parte del país en el que el extranjero está domiciliado.

En este contexto, el riesgo de país también incluye el riesgo de inestabilidad política y económica. Esto significa que los pagos pueden no efectuarse en el extranjero debido a la falta de restricciones en materia de divisas o de transferencia.

Este riesgo de transferencia no puede cubrirse, porque los acontecimientos que tienen un efecto estabilizador pueden dar lugar a la influencia del Estado en el sistema político y social, especialmente en el servicio de la respectiva deuda externa y en la suspensión de los pagos al respectivo país.

Los mercados de divisas y de capital están interrelacionados en todo el mundo. Por lo tanto, los acontecimientos políticos como los cambios en el sistema constitucional pueden provocar un aumento de los precios o un ambiente general positivo. Además, los cambios en el ámbito económico, las relaciones de poder político, las situaciones de crisis nacionales e internacionales, las revoluciones o las fuerzas de la naturaleza pueden tener efectos tanto positivos como negativos en el desarrollo de los mercados de divisas.

6. Riesgo de sistema

En general, la eficiencia funcional del orden financiero internacional está en peligro debido a las reacciones en cadena de la especulación de devaluaciones, que ya no se pueden controlar, o (como a raíz de la crisis de las hipotecas de alto riesgo) a la pérdida de confianza y al consiguiente colapso de los bancos. En particular, el riesgo de que, como resultado de la incapacidad de un participante en un sistema de pagos para cumplir sus obligaciones, o de errores en el propio sistema, otros participantes en otras áreas del sistema financiero también pueden encontrarse con dificultades.