Nómada digital en España: consideraciones legales y fiscales

Digital nomad spain

La globalización y el impulso del trabajo online ha hecho que la figura del nómada digital se haya convertido en una realidad en países como España.

Cada vez más personas extranjeras quieren mudarse a nuestro país y trabajar a distancia. Por eso, el Estado ha creado el nuevo visado para nómadas digitales, que rige los distintos tipos de impuestos y ventajas fiscales que pueden tener estas personas en su tiempo de residencia en nuestras fronteras.

Cualquier trabajador que haya decidido instalarse en el país ha de tener claro que la Seguridad Social cuenta, en la actualidad, con importantes ventajas para aquellos que obtengan una visa de nómadas digitales en nuestro país.

Te ayudamos a conocer todo lo que hay que hacer para trabajar legalmente en España y asumir tanto las responsabilidades fiscales como los beneficios de tenerlo todo convenientemente regulado.

Trabajar a distancia en España

Por el nivel de vida, el clima, la gastronomía… España siempre ha sido un imán para aquellos trabajadores que tienen la suerte de trabajar a distancia para sus propios proyectos autónomos o para empresas extranjeras.

Si estos motivos ya eran muy atrayentes para el talento extranjero, ahora el escenario es todavía más interesante debido a la nueva visa impulsada por el Gobierno nacional. Se han aprobado una serie de medidas que tienen un único objetivo: facilitar los trámites a los autónomos o empleados por cuenta ajena que teletrabajan mientras viven en el país.

Esta medida reduce el papeleo, facilita la obtención de los permisos de residencia, regula el pago del IVA y del IRPF… Con todos estos puntos regulados, la experiencia de vivir y trabajar en España por unos años solo puede ser positiva.

Visas y residencia: requisitos

La visa de nómada digital (o visado de teletrabajadores de carácter internacional) es un permiso de residencia en España para ciudadanos extracomunitarios que puede prorrogarse hasta 5 años mientras trabajan en proyectos autónomos o trabajan con empresas extranjeras.

Para obtenerlo, además de justificar ese trabajo radicado en otra nación, es importante cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • No haber accedido al país de forma irregular y no tener antecedentes penales.
  • Para supuestos de ejercicio de una actividad profesional, no facturar más de un 20 % de los ingresos de empresas o clientes españoles.
  • Certificar que el proyecto laboral que te permite trabajar a distancia es solvente y se ha mantenido en el tiempo durante más de un año, con una relación laboral con una empresa extranjera de al menos 3 meses.
  • Permanecer 183 días o más dentro de un año natural en el país (residencia fiscal en España).

Con estos requisitos, habrá que completar una serie de solicitudes de la visa y el abono de las tasas correspondientes para desempeñar un puesto de trabajo por cuenta ajena o propia a distancia en España.

Trabajar legalmente: obtener permisos

A la hora de obtener el permiso de residencia de nómada digital en España existen dos momentos que hacen que el protocolo varíe: antes de pisar suelo español o una vez que se está aquí como turista.

En ambos casos habrá que dirigirse a la Unidad de Grandes Empresas (UGE), un departamento encargado de estas gestiones que depende directamente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

  • Solicitar visa en el extranjero: si todavía se está en el país de origen, el interesado obtiene un permiso de 1 año para entrar a la nación; una vez dentro, tendrá que gestionar el permiso de residencia a través del sistema de nómada digital.
  • Solicitar visa en España: en este caso, se habrá entrado en el país como un turista y el UGE, una vez estudiados los requisitos, ofrecerá un permiso de permanencia de hasta 3 años, renovable por 2 más, antes de obtener un permiso de residencia permanente.

Impuestos: estatus de residente/no residente

Un nómada digital correctamente regulado tendrá que hacer frente al pago de impuestos en España, si bien estos cuentan con un gravamen distinto al de los trabajadores habituales.

Los titulares de este tipo de permisos especiales de residencia pueden optar a la aplicación del régimen especial de trabajadores desplazados a territorio español (más conocida como la “Ley Beckham”), mediante el cual se paganlos impuestos desde el estatus de no residente. 

Esto tiene importantes ventajas fiscales, ya que en el impuesto sobre la renta pasará de aplicarse un tipo de gravamen progreisvo según el nivel de renta que puede llegar, en algunas Comunidades Autónomas, a ser de hasta un 50% como máximo para las rentas más altas, a un tipo fijo de gravamen del 24 % por los primeros 600.000 euros de rendimientos. .

Obviamente, esto solo puede ser así mientras se mantenga el estatus de no residente. Si los ingresos obtenidos a través de empresas españolas superan el 20 % de los totales o se ha residido en España con anterioridad, se pierde esta posibilidad.

Por supuesto, dentro de estos gravámenes hay que tener muy en cuenta el IRPF y el IVA que, como cualquier trabajador en España, deberá abonar en los plazos correspondientes o cuando se emitan facturas a ciudadanos españoles o europeos, a la Hacienda Pública.

Declaración de impuestos como no residente

Algo que se debe valorar es que los ingresos que han de gravarse como nómada digital (si se acepta la aplicación del régimen especial mencionado) únicamente corresponden a aquellos ingresos que se han generado dentro del territorio español.

¿Necesita Ayuda?

El resto de la actividad económica deberá ser valorada bajo los sistemas de tributación del país de origen, donde habrá que aportar documentación que indique que el dinero generado en España ya ha sido declarado en la Tesorería Española.

Planificación financiera: cuentas bancarias y jubilación

La condición de trabajador en remoto no obliga a tener cuentas bancarias en España. Sin embargo, muchos nómadas digitales optan por abrir una de ellas tanto para realizar sus gestiones en el día a día como para llevar a cabo depósitos de inversión en el mercado financiero, que también cuenta con ciertas ventajas en este régimen de residencia.

En cuanto al sistema de jubilación, la actual legislación cuenta con una visa de jubilación, que permite a ciudadanos extranjeros instalarse o mantener su residencia en el país por largos periodos sin realizar ningún tipo de actividad económica.

Conclusión: evaluar riesgos y oportunidades

El nomadismo digital es una realidad en nuestro país. Las ventajas fiscales solo han terminado de confirmar una tendencia que vivió un boom durante la pandemia del coronavirus, cuando decenas de ciudadanos extracomunitarios se instalaron en zonas como la Costa Blanca o las Islas Baleares.

Antes de tomar la decisión de vivir en el país de forma permanente, es recomendable hacer un análisis económico de la situación y evaluar los riesgos y las oportunidades actuales.

Si el resultado es positivo, saber que el Estado dará todas las facilidades si se cumplen los requisitos indicados es clave para dar el paso y aprovecharse de todas las ventajas fiscales y sociales de vivir en España.

Si tiene alguna pregunta sobre este tema, póngase en contacto con nuestros asesores fiscales en Barcelona.

¿Necesita un Asesor Fiscal?

He leído y acepto la Política de Protección de Datos.