Acuerdos de accionistas: ventajas, elementos

Shareholder agreement

El acuerdo de accionistas es un contrato de derecho privado en el que todos o algunos de los accionistas de una empresa determinan sus derechos y obligaciones con respecto a dicha empresa y, en particular, los procedimientos de toma de decisiones y de inversión

Un acuerdo de accionistas es necesario para diversas transacciones empresariales y suele formar parte de un acuerdo de participación. En este artículo, descubrirás todo lo que debes saber sobre los acuerdos de accionistas.

¿Qué es un acuerdo de accionistas?

Un acuerdo de accionistas establece aspectos de la relación de los accionistas entre sí en relación con asuntos que normalmente no se incluyen en los estatutos de una empresa. 

Por ejemplo, una parte importante de un acuerdo de accionistas es la disposición de compra-venta, que establece lo que sucede si uno de los accionistas ya no puede participar en los negocios de la empresa debido a la muerte, la discapacidad, la insolvencia o alguna otra situación. 

El acuerdo de accionistas también se utiliza para garantizar que los accionistas participen activamente en el gobierno de la empresa. El acuerdo puede contener disposiciones que exijan a un accionista formar parte del consejo de administración y ser nombrado funcionario de la empresa. 

Si un accionista no desea seguir participando en el funcionamiento de la empresa, el acuerdo de accionistas puede exigirle que también venda sus acciones a la empresa o al resto de los accionistas.

¿Por qué debería tener uno?

Cuando se crea una empresa, uno se encuentra en una montaña rusa.

Surgen muchas situaciones que pueden provocar desacuerdos e incluso conflictos entre los accionistas. Esto es cierto incluso si los accionistas son miembros de la familia o se conocen desde hace muchos años. 

Establecer su empresa con un acuerdo de accionistas ayudará a los socios a evitar conflictos y a crear una hoja de ruta para resolverlos.

Según la legislación española, una empresa no está obligada a tener un pacto de accionistas. Sin embargo, recomendamos encarecidamente que se redacte un pacto de accionistas cuando se constituya la sociedad o cuando se incorporen nuevos accionistas a la misma.

Ventajas de los acuerdos de accionistas

Aunque la estructura de cada acuerdo difiere según la empresa, el acuerdo se encarga de estructurar la relación entre los accionistas.

Las ventajas de los acuerdos de accionistas se analizan con más detalle a continuación:

Seguridad

La mayoría de los acuerdos de accionistas se redactan de acuerdo con los estatutos y el certificado de constitución de la empresa. Así, estos acuerdos no sólo establecen la estructura y las normas de los accionistas, sino que también definen la gestión básica de la empresa, el consejo de administración y sus actividades. 

Se trata de una disposición adicional en la que puede basarse la organización. A diferencia de los estatutos, estos acuerdos son confidenciales y no están a disposición de los acreedores ni de los no socios. Por lo tanto, también garantizan la confidencialidad de la información privada de su empresa.

Resolución de litigios

Los acuerdos de accionistas bien redactados ofrecen a los accionistas la mejor manera de resolver los conflictos.

Buscando el asesoramiento de un abogado con experiencia a la hora de redactar los acuerdos de accionistas, podrá desarrollar una estrategia eficaz de resolución de conflictos específica para su empresa.

La ayuda de un profesional ahorra problemas en el futuro.

Adaptación

Estos acuerdos regulan las relaciones entre los distintos accionistas y establecen normas para que los inversores entren o salgan de la empresa. Esto flexibiliza los cambios en el gobierno corporativo y ayuda a evitar litigios innecesarios.

Se pueden incluir en el acuerdo diversas cláusulas, como una cláusula de no competencia para el accionista saliente o disposiciones sobre el reparto de dividendos, para permitir que la empresa se adapte a las necesidades futuras.

Consistencia entre los accionistas mayoritarios y minoritarios

Este es uno de los beneficios más importantes de los acuerdos de accionistas. Estos acuerdos ayudan a mantener la coherencia entre los accionistas mayoritarios y minoritarios de su empresa. También garantizan que los accionistas mayoritarios no abusen de su poder al establecer en el acuerdo cuestiones clave que requieren el apoyo unánime de los accionistas.

Restricción de la transferencia

Los acuerdos de accionistas también pueden contener un acuerdo de compra de acciones o un acuerdo de compraventa para restringir la transferencia de acciones entre miembros clave de la organización. 

Los acuerdos de accionistas imponen una serie de condiciones importantes, como la obtención de préstamos y la elección de directores para su empresa. El incumplimiento de estas condiciones puede dar lugar a graves litigios para su empresa.

Elementos de los acuerdos de accionistas

Las partes contratantes son libres de definir el contenido del acuerdo. Sin embargo, en principio, el contrato no debe violar las disposiciones legales obligatorias, el orden público, la moral o el derecho de la personalidad.

Su contenido suele ser una combinación de:

  • los acuerdos de derecho de obligaciones, como los derechos de tanteo y retracto, y
  • los acuerdos de derecho de sociedades, como los derechos de voto.

Además, el contrato debe contener disposiciones obligatorias sobre la duración de la validez y una cláusula de rescisión.

¿Necesita Ayuda?

La base de un acuerdo de accionistas suele constar de los siguientes elementos:

  • Parte contratante. Una lista completa de todos los socios contractuales, como los anteriores accionistas, los gestores de la empresa y los nuevos accionistas que se incorporan a la empresa.
  • Preámbulo.
  • Bases del contrato.
  • Duración del contrato. Por regla general, un acuerdo de accionistas requiere un compromiso a largo plazo de las partes para alcanzar el objetivo contractual. A la hora de determinar la duración del contrato, hay que tener cuidado de no obligar a las partes por un periodo de tiempo excesivamente largo. 
  • Disposiciones penales en caso de incumplimiento del contrato;
  • Sucesión en caso de fallecimiento;
  • Lugar de jurisdicción;
  • Cláusula de salvedad;

Opcionalmente, la mayoría de las partes contratantes optan por estos contenidos complementarios:

  • Cláusulas de voto. Para salvaguardar la función de control de los nuevos inversores, todos los demás accionistas se comprometen a votar en contra de las mociones de la junta general que no hayan sido aprobadas previamente por los nuevos inversores.
  • Responsables y responsabilidades en el consejo de administración.
  • Disposiciones de desinversión y mecanismos de determinación de precios;
  • Deberes fiduciarios y cláusulas de competencia;
  • Obligaciones de realizar aportaciones adicionales;
  • Regulación de la participación de los empleados, especialmente en el caso de acuerdos de sucesión;
  • Cláusulas de statu quo;
  • Obligación de obligar a la empresa sobre la entrada de accionistas adicionales.

Conclusión

Un acuerdo de accionistas no es obligatorio, pero parece tener sentido para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas. Ofrece la oportunidad de crear estructuras y reglas claras para los accionistas. También puede reducir o evitar por completo las ambigüedades y las disputas. 

Como un acuerdo de accionistas no está sujeto a ninguna estructura legal, da a las partes mucha libertad creativa. Por otro lado, el quid de la cuestión es que su redacción es muy compleja. La consulta con un abogado especializado puede ser un gran apoyo. En GM Tax Consultancy estaremos encantados de ayudarle a encontrar un abogado que se adapte a sus preocupaciones individuales. 

Contacte con sus abogados fiscalistas en Barcelona a través del teléfono o del correo electrónico.

Solicitar consulta:

He leído y acepto la Política de Protección de Datos.