.
0

Modelo 720: Cambio de criterio en las sanciones por extemporaneidad

Coincidiendo con el final de plazo para acogerse a la amnistía fiscal del año 2012, que contemplaba una tributación del 10% para todas las rentas ocultas que aflorasen en aquel período, la Agencia Tributaria aprobó un modelo informativo de declaración sobre bienes y derechos situados en el extranjero (Vean artículo Modelo 720).

Incumplimiento de la obligación de declarar

Tal y como ya se indicaba en la nota del artículo citado anteriormente, el incumplimiento de las obligaciones de informar referentes a este modelo son consideradas una infracción muy grave que conllevan una sanción de 5.000 Euros por cada dato o conjunto de datos,  referidos a cada cuenta o elemento patrimonial omitido o aportado de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 Euros. Esta sanción se reduce a 100 Euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 Euros, en el caso de presentación fuera de plazo sin requerimiento previo, o en el supuesto que se hubiera presentado por medios distintos a los electrónicos, informáticos o telemáticos, cuando exista obligación de hacerlo por medio de estos.

Adicionalmente, el incumplimiento de la obligación de informar tiene consecuencias en el IRPF o en el IS (Impuesto sobre Sociedades) ya que en el supuesto de no poder justificar que en su momento se declararon las rentas (o que no tenían la obligación de ello por el hecho de ser no residentes) mediante las cuales fueron adquiridos los bienes o derechos objeto de incumplimiento, estas eran consideradas como una ganancia patrimonial o renta no declarada con la correspondiente sanción que consistía en una multa proporcional del 150% del importe de la cuantía de la cuota íntegra resultante de la imputación en el IRPF o IS según la disposición adicional primera de la ley 7/2012, de modificación de de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude.

Nueva interpretación de la DGT para las sanciones correspondientes al incumplimiento de la obligación de informar por presentación voluntaria fuera de plazo

Des del primer momento estas sanciones fueron muy criticadas por el hecho de ser excesivas y desproporcionadas rompiendo así con el principio tributario de no confiscatoriedad, aunque el argumento de justificación por parte de la Administración era la lucha contra la evasión fiscal.

Ahora, la DGT ha publicado una consulta planteada por un colegio profesional (CV1434-17) donde fija una interpretación radicalmente distinta a la que establece la Ley.

Por lo que respecta a la presentación extemporánea sin requerimiento previo del Modelo 720, la consulta confirma la aplicación de la sanción reducida de 100 Euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 Euros por bloque de datos. Ahora bien, lo que resulta sorprendente es la “interpretación” que realiza la DGT sobre el régimen sancionador descrito, ya que esta consulta lo que hace es determinar la no aplicación de la sanción del 150% sobre la cuantía de la cuota dejada de ingresar que supone la regulación en el IRPF o IS.  La DGT fundamenta este hecho diciendo que, al tratarse de una regularización voluntaria, procederá la aplicación de los recargos por declaración extemporánea establecidos por el artículo 27 de la LGT, el cual prevé la exclusión de cualquier tipo de sanción que hubiese podido ser exigida.

Así pues, aunque la intención del legislador era penalizar de forma muy gravosa en un futuro a todos los contribuyentes que no se acogieron a la amnistía fiscal de 2012 con sanciones del 150% (con tal de incentivarlos a acogerse a ella o bien de gravarlos de forma confiscatoria si no se amparaban a ella y eran descubiertos en un futuro), lo que hace ahora la DGT es “reinterpretar” la norma y determinar que solo se aplicará un recargo del 20% sobre el mismo importe.

Es de suponer que esta “interpretación” totalmente sesgada de la norma a favor de los contribuyentes que en su día no regularizaron, es consecuencia del procedimiento iniciado por el Tribunal Superior de Justicia de la UE en contra del régimen sancionador español que resulta desproporcionado y excesivo a nuestro parecer, ya que acaba siendo confiscatorio en algunos casos (por ejemplo para las personas físicas que tributan a un marginal de IRPF del 50% la cantidad a ingresar más la sanción llegan al 125% del total de base regularizada, es decir, del importe a computar como ingreso). Además de la inseguridad jurídica que supone un criterio de la DGT completamente contrario al establecido por la Ley (que aunque sea bienvenido al beneficiar claramente al contribuyente y no hace más que sumar un supuesto más a la total inseguridad jurídica existente en el ámbito tributario), la segunda crítica a este nuevo “razonamiento” interpretativo es que mantiene las sanciones existentes por haber declarado de forma incompleta, inexacta o falsa un dato o conjunto de datos, sanciones que son totalmente desproporcionadas y de difícil justificación. Suponemos que ya resultaba imposible hacer una interpretación o razonamiento con lógica jurídica que permitiese reducir estas sanciones que ni la misma DGT se ha atrevido a hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*