La ampliación de capital es un método utilizado por las empresas para aumentar su capital social, que da a los accionistas existentes el derecho a suscribir nuevas acciones a cambio de dinero en efectivo. Otra posibilidad consiste en aumentar el capital mediante el intercambio de activos, como las acciones de otra empresa, o mediante el aumento del valor nominal de las acciones existentes. Los nuevos inversores tienen la oportunidad de convertirse en accionistas. También se conoce como seasoned equity offering.

La capacidad de una persona de obtener dinero/recursos financieros para iniciar un negocio o ayudar en las actividades cotidianas como la compra de materiales, el pago de salarios, etc., se conoce como la capacidad de reunir capital.

¿Por qué necesitas ampliar el capital?

Una idea de negocio es inútil si no se tiene suficiente capital para hacerla efectiva. Es casi imposible empezar un negocio sin dinero, pero ¿cómo conseguir el dinero antes de que el negocio tenga suficiente éxito? Usar tus ahorros es una opción, pero normalmente uno se queda corto de dinero. Por lo tanto, obtener fondos de otras fuentes es importante para financiar todas las actividades económicas.

La elección de las fuentes adecuadas es el siguiente paso fundamental en el proceso de obtención de capital, ya que es, sin duda alguna, un factor crucial para el éxito y el crecimiento de cualquier empresa. Para obtener fondos de las fuentes más apropiadas de manera rápida y eficiente, se requieren habilidades excepcionales de recaudación de capital.

Fuentes y métodos

La empresa puede recaudar fondos para diversos fines, dependiendo del plazo, que varía de muy corto a bastante largo. El importe total de las necesidades financieras de la empresa depende del tipo y el tamaño del negocio. El volumen de los fondos recaudados depende de las fuentes de las que se pueden obtener. Las empresas individuales y las sociedades colectivas tienen oportunidades limitadas para recaudar capital. Puedes financiar tu empresa de las siguientes maneras:

  • invirtiendo tus propios ahorros;
  • pidiendo prestado a amigos y familiares;
  • organizando pagos por adelantado de bancos comerciales;
  • pidiendo préstamos a entidades financieras.

Opciones para recaudar capital

Emisión de acciones

Este es el método más importante. La responsabilidad de los accionistas se limita al valor nominal de las acciones y además es fácilmente transferible. Una empresa privada no puede pedir al público que suscriba su capital social y sus acciones no pueden ser transferidas libremente. Sin embargo, en el caso de las sociedades anónimas, no existen tales restricciones. Existen dos tipos de acciones:

  • Acciones de capital - el número de dividendos de estas acciones depende de la ganancia disponible y la decisión de los directores. Por lo tanto, no hay una cuota fija para la empresa. Cada acción tiene un voto.
  • Acciones preferentes - los dividendos de estas acciones se pagan a una tasa fija y sólo se pagan si hay un beneficio. Por lo tanto, no hay un pago obligatorio para las finanzas de la compañía. Estas acciones no tienen derecho a voto.

Préstamos de bancos comerciales

Las empresas pueden obtener préstamos a medio plazo de los bancos comerciales contra la pignoración de bienes y activos. Los fondos necesarios para la modernización y la renovación de los activos se pueden proporcionar a los bancos a crédito. Este tipo de financiación no requiere ninguna formalidad legal, excepto la creación de una hipoteca sobre los activos.

Depósitos públicos

Las empresas suelen recaudar fondos invitando a sus accionistas, empleados y al público a aportar sus ahorros a la empresa. Los depósitos del público pueden ser recolectados por las empresas para satisfacer sus necesidades financieras de medio a corto plazo.

Emisión de obligaciones

Por regla general, las empresas tienen derecho a pedir prestado y prestar mediante la emisión de bonos. El tipo de interés de los bonos se fija en el momento de su emisión y se cobra mediante la pignoración de los bienes o activos de la empresa que garantizan la seguridad necesaria para el pago. La empresa está obligada a pagar los intereses aunque no obtenga ningún beneficio. Por lo general, los bonos se emiten para financiar las necesidades empresariales a largo plazo y no tienen derecho a voto.

Reinversión de los beneficios

Las empresas rentables no suelen distribuir todos los beneficios como dividendos, sino que distribuyen una cierta parte a las reservas. Esto puede ser visto como una reinversión de los beneficios o una repatriación de los mismos. Como estos beneficios del balance son efectivamente propiedad de los accionistas de la empresa, se registran en el patrimonio neto. La retención de los beneficios es una forma de autofinanciamiento de la empresa.

Nuestro planteamiento

Trabajamos de forma conjunta con nuestros clientes para desarrollar una clara comprensión de sus prioridades estratégicas. Después les proporcionamos asesoramiento independiente y apoyo directo para alcanzar sus objetivos mediante estrategias de financiación en diversas etapas de su vida empresarial, que pueden incluir capital de riesgo, capital privado, financiación de infraestructuras y una oferta pública inicial.

Ponte en contacto con nosotros por teléfono o por correo electrónico para obtener asesoramiento profesional y asistencia en el proceso de recaudación de capital para evitar errores. Si tienes alguna pregunta sobre tus necesidades específicas, estamos a tu entera disposición.

 

Servicios Relacionados:

Asesoramiento Fiscal Nacional

Asesoramiento Fiscal Internacional

Name (*)

E-mail (*)

Telephone (*)

Subject

Message

I accept the terms and conditions and the privacy policy.
Agree