.
0

Abrir sucursal en España: Pasos y obligaciones

Según la normativa española (artículos 295 y siguientes del Reglamento del Registro Mercantil), una sucursal es todo establecimiento secundario dotado de representación permanente y de cierta autonomía de gestión, a través del cual se desarrollen, total o parcialmente, las actividades de la sociedad.

No hay que confundirse con una filial, ya que es una entidad jurídica independiente, autónoma y distinta de tu matriz, mientras que la sucursal depende completamente de su matriz.

A continuación te explicaremos paso a paso cómo abrir una sucursal en España, una de las formas de emprender más comunes de un extranjero. Aun así, si quieres agilizar todo el proceso (que puede llegar a ser eterno) te recomendamos que lo dejes en manos de una asesoría fiscal experimentada como GM Tax o te pongas en contacto con ella para resolver tus dudas. Ahorrarás tiempo y te asegurarás de cumplir todas tus obligaciones.

Reserva el nombre de tu sucursal

El primer movimiento que debes hacer es reservar el nombre de tu sucursal en España. Se trata de un trámite que puedes realizar en el Registro Mercantil Central.
La denominación de una sucursal debe tener el mismo nombre que la matriz. También deberás poner la empresa matriz extranjera como nombre del representante legal, dentro del apartado del beneficiario.

Obtén el Número del NIF para la sucursal en España

Una vez reservado el nombre tienes que obtener el Número de Identificación Fiscal (NIF). Para conseguirlo, la Agencia Tributaria va a solicitar los poderes del representante legal de la sucursal en España (que debe ser una persona física o jurídica con residencia en España) y el acta de la junta de socios en la que se expone la intención de crear una sucursal.
También se tendrá que presentar una fotocopia del DNI o pasaporte del representante legal y el modelo 036.

Formalización de la sucursal en España ante notario

Con el certificado del Registro Mercantil Central, tu denominación reservada, el NIF de la empresa extranjera, el acta de la Junta Extraordinaria de Socios, los poderes para el representante legal y su documentación, los estatutos de la empresa extranjera y el certificado del Registo Mercantil (también conocida como Cámara de Comercio) del país de origen donde esté la matriz, deberás empezar el trámite del otorgamiento de escritura pública de apertura de sucursal ante un notario español.

De visita a la Agencia Tributaria y al Registro Mercantil

A partir de aquí deberás solicitar el NIF e inscribir la escritura en el Registro Mercantil.
Una vez inscrita, deberás solicitar el NIF definitivo para la sucursal y el alta en el censo de empresarios mediante otro modelo 036.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*